¿Cómo evitar la caída del cabello?: 16 mitos  y  verdades.

¿Cómo evitar la caída del cabello?: 16 mitos y verdades.

Quizá hayas oído que si te lavas mucho el pelo se cae más. Aquí me referiré a cuatro mitos y cuatro verdades al respecto.

  1. El lavado frecuente del cabello con champú empeora la caída. FALSO.La alopecia  se produce por la acción de los andrógenos a nivel de la raíz del pelo. Lavarse el cabello diariamente con champú no tiene ningún efecto, ya que el champú no actúa sobre la raíz del pelo.  El problema en todo caso residiría en la calidad del champú: debe ser suave y para uso diario.

  2. El exceso de grasa puede estimular la caída del pelo. VERDADERO. Mantener una correcta higiene capilar es esencial para garantizar su salud. Y es que el cabello graso constituye un verdadero problema para quien lo sufre: impide el desarrollo normal de los folículos y puede acabar debilitándolos. Este exceso de grasa, que genera la desescamación del cuero cabelludo, no es una causa directa de la calvicie pero sí puede agravarla.

  3. El estrés es el peor enemigo de tu cabello”. VERDADERO. Aunque a todo el mundo le preocupa ver cabellos en la almohada o en el desagüe de la ducha, la caída del cabello forma parte de un proceso de regeneración natural. Aunque puede haber causas genéticas, un gran número de casos se debe a una situación de estrés de cualquier tipo: laboral, personal (divorcio, preocupaciones económicas, pérdida repentina…) o físico (entrenamiento duro, cansancio, etc.).

  4. Mi padre es calvo, así que yo también lo seré. VERDADERO (SOLO SI TÚ QUIERES). Si tu padre o tu abuelo padecen calvicie, tienes una alta probabilidad de sufrir alopecia androgenética, es decir, la que viene escrita en tus genes. Pero eso no significa que debas resignarte: existen productos que frenan la caída hereditaria y reactivan el crecimiento.

  5. El champú de caballo evita la caída de pelo.  FALSO. Ningún champú penetra hasta la raíz del cabello, por lo que no influyen en el curso de la alopecia.

  6. El exceso de sol favorece la calvicie. FALSO. Los extremos nunca son buenos, pero los relacionados con el sol se llevan la palma. Exponer el cuero cabelludo a la radiación solar puede convertirse en un deporte de riesgo: el 90% de los cánceres de piel están estrechamente relacionados con la exposición a los rayos ultravioletas (UV). Estos se dividen en tres categorías: UVA, UVB y UVC, siendo los primeros los más comunes. Sin embargo, sus efectos perniciosos no afectan a la salud del folículo.

  7. Una dieta equilibrada contribuye a la prevención de la caída del pelo. VERDADERO. Así, una buena alimentación rica en verduras, frutas, carnes y pescados aportaran vitaminas sobre todo del grupo B, vitamina A, proteínas y minerales contribuirán a que el pelo este más fuerte y sano. Se sugiere la siguiente distribución de los macronutrientes de la dieta: un 48% de hidratos de carbono, un 35% de lípidos 35% y un 17% de proteínas; analizando cada caso por supuesto.

  8. Cortarse el pelo a menudo fortalece el cabello. FALSO. Se trata de una leyenda urbana construida sobre una certeza: cuando te cortas el pelo es normal que lo percibas más grueso porque el tallo capilar suele ser más ancho cuanto más nuevo es. En resumen, los filamentos son más fuertes en la raíz que en las puntas. Tal vez por eso has oído hablar alguna vez de este mito tan extendido. Dicho de otra forma: ¿Has observado que las uñas crezcan más fuertes cuando te las cortas? Pues eso.

  9. El uso de gominas, lacas y tintes empeora la alopecia androgénica. FALSO. Estos productos pueden modificar el aspecto estético del pelo, pero tampoco actúan sobre la raíz del pelo, que es donde se inicia la alopecia.

  10. El consumo de tabaco y alcohol perjudica nuestro pelo. VERDADERO.Dicen los expertos que la mayoría de los seres humanos tenemos aproximadamente unos 105.000 cabellos en la cabeza –los rubios pueden llegar a tener 140.000–, de los cuales, cada mes, perdemos unos 3.000. Se trata de una pérdida natural que no debe preocuparnos en absoluto, pero si nuestra alimentación no es la más adecuada o tenemos hábitos poco saludables esas cifras pueden multiplicarse de forma alarmante. La caída del pelo por deficiencias nutricionales puede ser un síntoma de que no estamos haciendo algo bien. En cualquier caso, se trata de una pérdida temporal y reversible hasta que corrijamos la dieta. A esto debemos sumarle los efectos del alcohol y el tabaco, que en ningún caso son positivos porque debilitan nuestro organismo y restan vigor al cabello.

  11. Abusar de algunos alimentos perjudica al cabello. VERDADERO. Los bajos niveles de vitaminas y de hierro pueden dar lugar a la pérdida del cabello. El tomar azúcar en exceso minimiza los niveles de vitamina E del organismo, puede dar lugar a una carencia del vitamina B y favorece la disminución de la elasticidad del cabello, ya que impide que las proteínas se absorban y lleguen al folículo capilar. Se desaconseja también el exceso de sal y la ingesta excesiva de refrescos, así como los alimentos grasos como quesos, embutidos, fritos, pues pueden elevar el nivel de ácido úrico que se acumula en la sangre.​

  12. Los cascos, las gorras y los sombreros ahogan el folículo. FALSO. No hagas caso de esta creencia. Los folículos capilares toman el oxígeno del torrente sanguíneo, no del aire. Así que el mito de que los cascos, las gorras y los sombreros pueden ahogar nuestro cuero cabelludo es, valga la gracia, completamente descabellado. Si esto fuera cierto, todos los policías del mundo estarían calvos.

  13. No existe ningún tratamiento efectivo para la alopecia excepto la cirugía. FALSO. Dependiendo del tipo de alopecia, puede prescribirse tratamiento médico efectivo, mejorando la circulación que rodea al folículo piloso, potenciando su nutrición y oxigenación. De esta forma frena la caída del cabello, estimula el crecimiento del pelo y aumenta el tiempo que el pelo permanece en fase de crecimiento antes de caer. *

  14. El uso de ceras, tintes, secador y planchas hace que el pelo se caiga. FALSO. Ni las ceras ni los tintes del siglo XXI tienen ningún efecto sobre la desaparición de los folículos capilares. Tampoco los secadores o las tenazas de planchado. Lo único que podría ocurrir si abusas de todo ello es que acabes quemando o resecando el pelo, algo que en última instancia le haría perder brillo o sensación de vida. En ese caso, simplemente córtatelo y verás que lo que nazca lo hará en perfectas condiciones. Por lo tanto, si maltratas mucho a tu cabello, no lo perderás. Pero no te olvides de hidratarlo y mimarlo con más atención.

  15. Cepillar el pelo con cuidado y evitar peinados tirantes no influye en la caída del cabello. VERDADERO. Hay que tener en cuenta que la la raíz del pelo está a medio centímetro de profundidad por debajo de la pie. Los cabellos que logramos arrancarnos fácilmente estaban ya en fase de renovación o medio sueltos. A la hora de cepillarse, s aconseja no hacerlo de forma excesiva, por el riesgo de dañar la melena, no porque se pueda caer más o menos. Si tienes nudos o grandes enredos, comienza a cepillarte en la parte inferior, para no agregar presión excesiva en el tallo capilar. No cepilles el pelo cuando esté húmedo, que es cuando es más vulnerable a dañarse.

  16. El agua caliente debilita el pelo. FALSO.Ni el agua caliente, ni el agua fría ni el agua templada afectan en absoluto a la salud de tu cabello. Con el champú adecuado y los cuidados que te hemos indicado, siéntete libre para lavarte el pelo como mejor estimes. No hay ninguna evidencia científica que sitúe el agua caliente como causa probada de la calvicie. Tú sigue con tus rutinas y no dejes que nadie te confunda.

*El Minoxidil: se usa para estimular el crecimiento del cabello y frenar el avance de la calvicie, es más eficaz en los tratamientos de personas menores de cuarenta años, cuyos síntomas de alopecia comienzan a salir. Es aplicación tópica, no se debe exceder de aplicar veinticinco gotas, distribuidas sobre las zonas del cuero cabelludo por igual, se recomienda su uso dos veces al día.El uso del mismo tiene efectos secundarios como aumento de peso, inflamación de la cara, tobillos, abdomen, dolor de pecho y mareos. Existen algunos tratamiento hormonales como los antiandrógenos, los cuales bajo estricto control médico y ginecológico pueden tomarse combinados con estrógenos, su función es detener la acción periférica de la testosterona a nivel de los folículos pilosos.  Se pueden consumir suplementos alimenticios que contengan las vitaminas, minerales y aminoácidos necesarios para el buen desenvolvimiento del cuerpo. De presentarse el caso de que la alopecia andrógenica es irreversible, la solución sería el trasplante capilar. Consiste en una intervención quirúrgica donde se extrae el propio pelo del paciente, la parte donadora es la zona posterior de la cabeza y los implantes se realizan en zonas despobladas. Lo magnifico de este tratamiento es que los cabellos trasplantados no se caen y crecen normalmente.
Es importante mencionar, que la alopecia andrógenica puede provocar en las mujeres graves problemas psicológicos como baja autoestima, estados de angustia y depresión. La mujer que presenta una caída excesiva del cuero cabelludo no se siente segura de sí misma, se siente menos femenina y la afecta de tal manera que deja de salir a la calle. Es recomendable visitar a un especialista en busca de ayuda.

 

Foto: http://zaiqatv.com.pk/get-rid-of-dandruff-by-homemade-hair-packs/

 

Post Siguiente:

Comentarios