10 claves para mantener la pasión de tu pareja

10 claves para mantener la pasión de tu pareja

Las películas, novelas y cuentos nos hacen crecer creyendo en un mundo que no es tal como lo experimentamos. Entre príncipes azules, hadas, Romeos y Julietas pareciera que esperáramos que el amor fuese algo eterno, que al llegar hará que nos sintamos plenas por el resto de la vida. “Y fueron felices y comieron perdices…”Pero en la realidad, tras unos años de convivencia cuesta mucho mantener el ardor de la pareja.

El noviazgo es la estación previa al matrimonio y éste a su vez, la de la familia. ¿Qué más pedir? Después de la ceremonia y ya instalados en el nidito de amor, los conyugues relajan su estrés y se dejan fluir, apareciendo “los detalles” que al otro no le gustan de su “bien amado”.

Así comienza la rutina, dos mundos que conviven bajo el mismo techo, y con el correr de los días, meses, años; la pasión empieza a extinguirse; pues “esos dos” que se casaron, creyeron que eso era todo –sin darse cuenta– que recién todo empezaba.

Pero, si el amor es sagrado, eterno y la llave de la realización personal, ¿por qué  a veces nos sentimos presas, ahogadas, o vacías? Porque nos hemos olvidado de que el amor es una energía que requiere movimiento, una fuente de vida que necesita ser alimentada con hechos, con palabras, con espacios.

Al amor hay que cuidarlo, no porque sea frágil sino porque es vida. Consejos:

  1. No abandonarte al confort y conformismo: Tú eres un hermoso carruaje que traslada la experiencia de tu existencia, no abandones tu carrocería; cuídate, aliméntate responsablemente y haz ejercicio.
  2. No postergues el amor: Siempre hay muchas cosas para hacer, sin embargo, no postergues los momentos de intimidad para otro día en que tu agenda esté más ligera; disfrutar de tu pareja es fundamental para tu salud emocional y la del vínculo.
  3. No guardes enojos: En el momento que algo te moleste, háblalo; si te lo guardas dentro de ti como un tesoro valioso, se convertirá con el tiempo en un volcán en erupción.
  4. No dejes de lado las cosas que te motivan: Estar casada no es sinónimo de privación de la libertad, no dejes de hacer las cosas que gustan; cambiar la rutina te dará endorfinas y nuevos temas de conversación para compartir con tu pareja.
  5. No esperes que tu pareja adivine lo que necesitas: Si necesitas algo o tienes un antojo romántico, no lo dejes a la telepatía o al azar. Aprende a pedir, el pedido es una declaración que te acerca a un pedido. A veces el otro no tiene la fuerza mental suficiente para “adivinar” lo que estás pensando, es humano.
  6. Sorpréndele: A todos nos halaga que nuestro compañero nos sorprenda con un detalle, una llamada telefónica, una cena especial, una carta, una canción dedicada; estos pequeños placeres renuevan la magia del amor.
  7. Conéctate con tu voz interna: ¿Cómo sería tu pareja ideal? ¿Tú lo estás siendo? Si te conectas con tu pareja ideal, aprenderás a comportarte como ella y le enseñarás a tu pareja real como quieres que te traten.
  8. Desmitifica las creencias acerca del amor: Nada es “para siempre” porque somos mortales. No comiences las relaciones eternizando o creyendo que porque se enamoraron será para toda la vida. Hay que regar la plantita todos los días.
  9. Acepta a tu pareja tal como es: Aceptar implica amar, ama al otro en un todo, aun cuando tenga cosas que no te agraden. No pretendas cambiarlo, porque de ese modo lo estás negando, y ese otro es alguien legítimo, autónomo y diferente a ti.
  10. Sé expresiva: Di lo que sientes, cómo lo sientes, lo que te gusta, lo que no te gusta, llega a acuerdos, negocia; no te calles las cosas, la comunicación es vital en toda relación humana.

Fuente

todamujeresbella.com

 

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios