12 cosas de las que las mujeres se quejan y los hombres no tienen culpa

12 cosas de las que las mujeres se quejan y los hombres no tienen culpa

Hay ciertas quejas que son irremediables y que nos guste o no tendremos que aprender a convivir con ellas y es que tienen una base biológica.

Evidencias físicas: Los hombres necesitan escuchar gritos o verte llorar para entender que algo no anda bien, en cambio las mujeres tenemos lo que llamamos “intuición femenina”.

Estar ahí sin hacer nada: Ruber Gur, profesor de neuropsicología de la Universidad de Pensilvania comprobó en su estudio que cuando un hombre está en reposo el 70% de su actividad eléctrica está inactiva. Así que cuando le preguntas a tu marido en que piensas y te dice “en nada” muy probablemente sea verdad. Realmente no piensan en NADA.

Muchas veces no quieren hablar: Cuando los observamos preocupados ante cualquier situación, nos acercamos y les preguntamos qué les pasa. Pero ojo que muchas veces esta pregunta los irrita y prefieren estar solos hasta que se les pasa. Déjalo, regresará mucho más cariñoso que de costumbre.

Ver dos “rojos” iguales: Los foto receptores del color y del blanco y negro se encuentran en cromosoma X y como sabes las mujeres son XX y los hombres XY por eso si eres mujeres ves más tonalidades que tu marido.

¡Falta de detalle!: Nunca entenderemos por qué les cuesta percibir los pequeños detalles que nos hacemos en el cabello, los nuevos aros que nos pusimos o las uñas pintadas de otro color. Son poco observadores y aunque nos gusta jugar a darles pistas, muchas veces el juego se prolonga demasiado tiempo y solo se dan cuenta cuando les contamos sobre el cambio específico.

Nunca encuentran nada: Las mujeres necesitaban defender la cueva por eso han desarrollado una visión periférica. En cambio los hombres han desarrollado su vida en lo que se llama “el efecto túnel” por eso son más capaces de ver a largas distancias, necesario para cazar. Es por esto que el hombre a veces por ejemplo, no ve el ketchup en el refrigerador y tú la encuentras de inmediato.

Algunos no recuerdan fechas importantes: Muchos no recuerdan la fecha del aniversario, etc. Por suerte que Facebook les recuerda algunas.

Lo sorprendes mirando la mujer que pasó por su lado: Tanto a nosotras las mujeres como a los hombres nos gusta mirar, lo que pasa es que como tenemos visión periférica, disimulamos mejor y no nos pillan.

Mienten muy mal: Y es que si eres hombre no intentes mentirle a una mujer a la cara. Su equipo sensorial es más completo que el tuyo debido a que el celebro de las mujeres está mejor conectado entre hemisferios y es mucho más habilidoso para integrar señales verbales y no verbales. Así que si le tienes que mentir a una mujer hazlo por carta, por teléfono o con anteojos, un pañuelo…

Nunca se levantan a ver al bebé en la noche: Las mujeres están preparadas biológicamente para oír antes los sonidos agudos. En cambio, si fueran unos ladrones dando un portazo el hombre se despertaría antes.

Menos sensibles: La piel de las mujeres es 10 veces más sensible que la de los hombres. Esto explica que al tener 10 veces más receptor de oxictocina, la hormona responsable de estimular la necesidad de ser tocados, valoramos mucho más los abrazos y las caricias.

No escuchan: Los hombres muchas veces no tienen esa habilidad que las mujeres desarrollamos desde niñas. Muchas veces solo queremos expresarnos, pero un hombre piensa que cuando una mujer le cuenta un problema es para que él lo solucione y empieza a buscarle alternativas de solución o a recriminar por qué no hizo una cosa o la otra. Muchas veces que nos escuchen con atención es lo único que necesitamos para lograr esa solución, pero no lo entienden.

Entonces, si alguna vez has discutido por alguno de los temas escritos más arriba tienes dos alternativas, aceptarlo o seguir discutiendo. La clave para un mejor entendimiento es el diálogo y aceptar que tanto los hombres como las mujeres somos distintos en muchos aspectos lo cual no es malo, las diferencias son buenas, sino sería muy aburrido.

Foto: http://www.renuevodeplenitud.com/que-hago-si-mi-esposo-no-me-respeta-ni-aprecia.html

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios