Agua de avena para bajar de peso

Agua de avena para bajar de peso

La FDA, (Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense)  nos dice que es uno de los alimentos más sanos que podemos encontrar, una fuente de energía y vitalidad que deberíamos incluir diariamente en nuestra dieta. Se trataría pues de un modo natural mediante el cual podemos ir perdiendo peso sin pasar hambre.

El agua de avena en ayunas nos ayuda a perder peso porque su composición, a base de vitaminas, minerales y fibra, nos aporta una sensación de saciedad con la que no tendremos necesidad de picar entre horas, ni comer grandes cantidades de comida.

La avena contiene betaglucanos, fibra soluble y polifenoles conocidos como avenantramidas, que son antioxidantes.

La avena elimina todas las toxinas que nuestro cuerpo va generando y almacenando. Si vamos nutriéndonos a través de su agua, nos aportará además proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos.

Es además diurética, impide la acumulación de líquidos en nuestro cuerpo y nos hace sentir mejor.

¿Cuándo, cuánto, cómo debo tomarla?

Toma avena en ayunas para adelgazar durante un mes seguido. Esto nos permitirá estar saciadas durante casi toda la mañana y nos dará la energía y fibra necesaria para empezar el día. También puedes tomar otro vaso antes de tus comidas principales.

Ingredientes: Una taza de avena, una ramita de canela y dos litros de agua.

Procedimiento: En la batidora coloca la avena acompañada por un vaso de agua, y obtén una mezcla bien homogénea. Después puedes incluir el resto de agua, la canela, y el endulzante que desees o dos cucharaditas de miel. Si ves que aún queda algún trazo de avena, puedes colarlo. Después, pon el agua en el refrigerador, así la tendrás para todo el día. Empieza el desayuno con un vaso y beberla antes de las comidas te ayudará a estar más saciada y bien nutrida.

Ejemplo de tres días de dieta con agua de avena:

1)Desayuno: Un vaso de agua de avena, una manzana y una infusión. Almuerzo: 1 vaso de agua de avena. Ensalada de espinacas, con espárragos y nueces y una pechuga de pavo. En la tarde: Un té verde. Cena: Un vaso de agua de avena. Berenjenas al horno y unas rodajas de betarraga con un chorrito de limón. De postre una manzana asada con canela.

2)Desayuno: Un vaso de agua de avena ,  ½ manzana, 2 ciruelas, 1 vaso de leche descremada. Almuerzo: 1 vaso de agua de avena. Crema de avena con zanahorias. Pollo hervido o a la plancha con brócoli y unas gotas de aceite de oliva. En la tarde: Compota de manzana con 2 cucharadas de avena, 1 yogur descremado. Cena: 1 vaso de agua de avena. Alcachofas hervidas o al horno. 2 o 3 tostadas de pan.

3)Desayuno: Un vaso de agua de avena, 1 yogur descremado, 4  o 5 trozos de pera,  4 o 5 trozos de plátano y 5 frutillas. Almuerzo: 1 vaso de agua de avena. Ensalada de lentejas. Crema de espinacas, combinadas con otras verduras, o con huevos, arroz, etc. En la tarde: Compota de manzana con 2 cucharadas de avena. 1 yogur descremado. Cena: 1 vaso de agua de avena. Ensalada Caprese (elaborada con 1 tomate, 150 gr de queso fresco y una pizca de orégano), 2 o 3 tostadas de pan.

Lo más importante es empezar el día con ese vaso de agua de avena, e incluirla también como bebida en tus comidas, siempre equilibradas y sin comer en exceso. Si la consumes de este modo comprobarás como vas bajando de peso.

Foto: http://eldiariodelanena.com/agua-de-avena-para-adelgazar-2/

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios