Alergias de primavera: consejos para evitarlas y alimentos que ayudan a paliar los síntomas

Alergias de primavera: consejos para evitarlas y alimentos que ayudan a paliar los síntomas

La primavera es la estación de las flores, del amor y de las alergias. La presencia de polen en el aire provoca que millones de personas sufran de irritación y congestión ocular y de las ví­as respiratorias, con mayor o menor severidad.

Las tres principales afecciones que se acentúan con la aparición del polen primaveral, son la rinitis alérgica (que afecta sobre todo a las fosas nasales y la garganta), la conjuntivitis alérgica (que produce irritación en los ojos) y el asma alérgica (que ataca a los bronquios y dificulta la respiración). Es frecuente que algunas personas padezcan los tres tipos de alergia al mismo tiempo, con la consecuente merma de su calidad de vida.

Entre los alergenos externos más comunes están el polen, las esporas y ciertos hongos, mientras que dentro de la casa, colegio u oficina, destacan el polvo y los ácaros del polvo, moho, restos de fibras, pelo de animales.

Consejos para evitar las alergias primaverales:

-Una buena recomendación es la de disminuir las actividades al aire libre, a ser posible durante las 5-10 de la mañana y de 7 a 10 de la noche. Y cuando salgamos a la calle, ponernos lentes de sol para proteger nuestros ojos.

-Evitar salir en aquellos días de viento cuando la polinización es alta, y cuando por tanto la concentración de pólenes es mayor.

-Mantener las ventanas cerradas por la noche, y utilizar por ejemplo aire acondicionado con filtros, y mantener cerradas las ventanillas de nuestro vehículo.

-Limpiar los pisos con agua para que la humedad mantenga el polen en el suelo y no se disperse por el aire, limpiar con frecuencia las cortinas y aberturas por donde ingrese aire del exterior, dejar las ventanas cerradas cuando el viento sople hacia el interior de la habitación y utilizar la aspiradora en vez de escobas o plumeros.

Según la profesora e investigadora de la Universidad de Reading, Ann Walker, las últimas investigaciones indican que una dieta rica en antioxidantes y omega-3 podría ayudar a paliar las síntomas de estas condiciones atópicas. En este sentido, Ann Walker entrega los siguientes consejos:

– Comer 5 raciones o más de fruta y verdura al día para mantener un buen nivel de antioxidantes (el té verde también es un excelente antioxidante).

-Lograr un consumo equilibrado de grasas ácidas, reduciendo el consumo de aceite de girasol y otras semillas en favor de aceite de oliva.

-Aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3, ejemplo atún, sardina, salmón.

-Tomar alimentos probióticos (como el yogur).

-Consumir alimentos con vitamina C, ejemplo naranja, limón, kiwi.

-Consumir alimentos ricos en magnesio: frutos secos como almendras y nueces, el germen de trigo, el salvado de trigo, el sésamo, la harina de soja, la levadura de cerveza, la avena, las legumbres y el arroz integral.

– Consumir alimentos ricos en vitamina B5 como la levadura de cerveza, el salvado y el germen de trigo, los cereales de desayuno, salmón, legumbres y frutos secos.

-Cuanto más lloras y moqueas, más debes hidratarte, pues con la alergia aumenta la pérdida de líquido.

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios