Alimentos con más hierro para alejar el cansancio y el dolor de cabeza que provoca la anemia

Alimentos con más hierro para alejar el cansancio y el dolor de cabeza que provoca la anemia

El hierro es un componente fundamental para nuestro cuerpo, sin éste la sangre no transporta el oxígeno por los órganos de manera adecuada, haciendo que nos sintamos más fatigados de lo normal sin haber hecho un esfuerzo excesivo, de mal humor, con dolor de cabeza y problemas de concentración.

Aunque las causas pueden ser diversas, la más habitual es la falta o escasez de hierro en nuestra alimentación. Por lo tanto, es importante incluir en nuestra dieta alimentos ricos en hierro, para conseguir el aporte de hierro que necesita nuestro cuerpo para funcionar correctamente. Además, combinarlos con otros ricos en vitamina C, pues ésta favorece la absorción del hierro.

Estos son algunos de los alimentos para combatir la anemia que te aportan gran cantidad de hierro al organismo:

Lentejas, porotos, garbanzos. Son alimentos ricos en hierro y fibra, así que son tan buenos para el corazón como para combatir la anemia. Una taza contiene 3,5mg de hierro. Cómelos con tomate para asegurarte una mejor absorción del hierro en tu organismo.

Pescados. Son una potente fuente de hierro y ácidos grasos omega-3, sobre todo el salmón y el atún. Te ayudan a prevenir la anemia, ataques cardíacos, accidentes cerebro-vasculares y la depresión. Los productos del mar, como los mejillones y las ostras, también son ricos en hierro.

Frutas. Las manzanas y los tomates son ricos en hierro, por lo que son ideales para tratar la anemia. Puedes comer manzanas o tomates o tomar jugo 100 % puro de manzana y jugo de tomate para tratar la anemia. Otras frutas que pueden ayudar al tratamiento de la anemia son las ciruelas, plátanos, limones, uvas, naranjas, higos, zanahorias y pasas, espacialmente si se consumen en grandes cantidades.

Miel. Es una potente fuente de hierro, cobre y manganeso. La combinación de estos elementos ayuda a la síntesis de hemoglobina. Por lo tanto, es un arma poderosa contra la anemia.

Pistachos y nueces. Los frutos secos en general son importantes proveedores de proteínas y hierro, aunque depende del tipo. Los pistachos son los que más contienen, con 15mg en 100g, y luego las nueces con 2,5mg cada 100g.

Verduras de hojas verdes. La espinaca, lechuga, remolacha, brócoli, apio y la col rizada son verduras llenas de energía y ricas en hierro. Por esta razón, ayudan a tratar la anemia con eficacia. Estas verduras, además, contienen vitamina B-12 y ácido fólico, nutrientes que ayudan al cuerpo a recuperarse de la anemia.

Carne roja. Es uno de los principales alimentos para combatir la anemia debido a su contenido de hierro. De todos modos, debemos comer carne roja con moderación, ya que puede aumentar el nivel de colesterol malo.

Granos enteros. Como el trigo y la avena, pueden aportarte hierro en tu dieta. Elige panes y pastas de granos enteros mínimamente procesados.

Huevos. Un huevo contiene aproximadamente 0,6mg de hierro. Ingiere huevo cocido en tu desayuno junto con un vaso de jugo de naranja natural y tendrás un buen aporte de hierro.

El hierro en otros nutrientes

La vitamina C, presente en los cítricos (naranja, mandarina, kiwi, pomelo), el tomate, el pimiento y el perejil, ayuda a la absorción del hierro. Por ello, para subir los niveles de hierro se recomienda combinar unos garbanzos con ensalada de tomate y pimiento o unas lentejas con una naranja de postre.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de diseñar para combatir la anemia es no abusar de los productos con calcio, ya que este mineral puede disminuir su absorción de hierro.

Consejos prácticos

  • Combinar en un mismo plato una carne o pescado con un alimento vegetal rico en hierro.
  • Añadir perejil y limón exprimido a los aliños de las verduras, las carnes y los pescados.
  • Comer de postre frutas frescas cítricas (naranja, mandarina, kiwi) o jugos de cítricos recién exprimidos.
  • Reducir la ingesta de café, té, vino y vinagre.
  • Realizar una dieta variada en la que no falte la carne, almejas, mejillones, legumbres, frutos secos y verduras de hoja verde.
  • Separar el aporte de lácteos (leche, yogur, queso) de las comidas principales ricas en hierro.
  • Favorecer el consumo de alimentos enriquecidos en hierro, como los cereales de desayuno.

Foto: http://wallpapers-hq.ru/es/preview.php?hd=262387

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios