Beneficios del tomate

Beneficios del tomate

Entre los beneficios para la salud del tomate se incluyen la mejora de la vista, una buena salud intestinal, hipertensión arterial baja, ayuda a la diabetes y mejora los problemas de la piel y las infecciones del tracto urinario.

Previene el cáncer: Por su aporte en Vitamina C, E y carotenos como el Licopeno tiene altas propiedades antioxidantes, por lo tanto es un excelente aliado contra el cáncer.

Previene los cálculos biliares: El consumo regular de tomate también ayuda a disolver los cálculos biliares.

Alivia la diabetes: Un estudio realizado por Diario de la Asociación Médica de Estados Unidos muestra que el consumo diario de tomate reduce el estrés oxidativo en la diabetes tipo 2.

Para la piel sana: Ayuda en el mantenimiento de dientes sanos, huesos, pelo y piel. La aplicación tópica de jugo de tomate se utiliza para curar quemaduras. Además, el consumo diario de tomate protege la piel contra los rayos UV.  Y ocupa un lugar destacado en la preparación de productos contra el envejecimiento.

Para el sistema nervioso y muscular: El potasio que contiene lo convierte en un excelente alimento para promover el crecimiento muscular y el desarrollo sano del sistema nervioso.

Para bajar de peso: Como el tomate solo aporta 20 calorías por cada 100 gramos y genera una sensación de saciedad, es ideal para consumirlo en dietas para bajar de peso.

Sistema inmunológico: Aumenta la resistencia a infecciones y refuerza el sistema inmunológico con su aporte de Vitamina C, A y E y minerales.

Mejora la vista: La vitamina A presente en el tomate ayuda a mejorar la visión, la prevención de la ceguera nocturna y la degeneración macular.

Antioxidante, depurativo y previene problemas cardíacos: Los antioxidantes pueden bloquear los radicales libres que modifican el colesterol malo, mejorando la circulación de la sangre y contribuyendo a reducir el riesgo cardiovascular y cerebrovascular. Según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, un importante porcentaje de personas que consumían tomate con regularidad, tenían la mitad de riesgo de sufrir un infarto sobre las personas que no contaban con ese hábito.

La sustancia responsable de este resultado es el licopeno, un pigmento que le proporciona su característico color rojizo. El tomate aporta el 90 % del licopeno necesario para el correcto funcionamiento del organismo humano.

Combate el estreñimiento: Su alto contenido en fibra y otras sustancias convierte al tomate en un suave laxante, ayudando a regula la función intestinal y a reducir el riesgo de enfermedades gastrointestinales, como el cáncer de intestino grueso.

Para bajar el colesterol: Contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glicemia en las personas que tienen diabetes.

Propiedades diuréticas: Por su alto contenido en potasio y escaso en sodio, es considerado un alimento con efecto diurético y beneficioso para la eliminación de toxinas. Por esto se considera útil para personas que sufren hipertensión, retención de líquidos, hiperuricemia y gota.

Previene las infecciones del tracto urinario: La ingesta de tomate también reduce la incidencia de infecciones del tracto urinario, así como el cáncer de vejiga.

Contrarresta el efecto del tabaco: Los dos componentes principales de los tomates, el ácido cumárico y el ácido clorogénico, son esenciales en la lucha contra las nitrosaminas que se producen en el cuerpo al fumar y que son los principales agentes cancerígenos en el humo del cigarrillo.

Para el alcoholismo: El jugo de tomate es muy apropiado para todas aquellas personas que beben alcohol, ya que tiene un efecto calmante para contrarrestar los molestos efectos de la resaca, aliviando rápidamente los malestares que se producen después de haber ingerido cantidades importantes de licor.

Foto:http://comoquemargrasaya.blogspot.com/2013/07/dietadeltomateparaadelgazarmujeres.html

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios