¿Cómo pintar ojos y labios según tu tipo?

¿Cómo pintar ojos y labios según tu tipo?

La mayoría de las mujeres no sabe cómo maquillar su tipo de ojos y labios, algunas parece que no tuvieran ojos, otras dan la impresión que tuvieran sueño, y muchas que tienen los labios pequeños se les ven aún más finos o más arrugados.  A continuación te presento cómo maquillarte dependiendo tu tipo de ojos y cómo pintarte según tu forma de labios, espero te sean de utilidad.

Ojos

Chicos. Si los tienes pequeños, lo que debes hacer es delinearte por fuera del párpado inferior para agrandarlos, el delineado por la parte inferior los hace ver más chicos. Las sombras claras, tonos beige, marfil o piel darán la ilusión de tener ojos más grandes si son aplicadas a lo largo del parpado móvil, además de darle brillo a tu mirada. Finaliza con rímel marrón o negro en las pestañas superiores. Cuando tengas una fiesta o un evento especial, debes tener cuidado al momento de elegir tu maquillaje. Unos ojos ahumados suaves pueden funcionarte. La clave está en no maquillar o usar rímel en las pestañas inferiores.

Grandes. Notarás a simple vista que son grandes. Una línea delgada hecha con un delineador de color oscuro sobre el párpado superior hace que se vea más chico. Además es conveniente delinearse por dentro del párpado inferior. Prefiere las sombras mate en tonos tierra. Apuesta por darle profundidad al ojo aunque sea con sombras café medio y no olvides de dar un ligero delineado, también con sombras, en tus pestañas inferiores. Ten cuidado de utilizar colores muy oscuros cuando quieras un look natural, recuerda que si no están bien aplicados tus ojos pueden lucir tristes o más redondos. Al hacer la profundidad en el pliegue del ojo, asegúrate de que sea en forma de “v” con el fin de alargar tu mirada. De noche, siguiendo la regla de sombras mate, intenta recrear un maquillaje ahumado con tonos negros, café, azul oscuro o gris plomo. Una vez más, define el pliegue hasta formar una “v”. Riza tus pestañas y finaliza con rímel.

Muy juntos. Ambos lagrimales están muy cerca de la nariz. Generalmente este tipo de ojo suele ser redondo o grande. Ayuda el depilarse la zona de entrecejo. Debes separar  visualmente tus ojos con un juego de luces y sombras, destacando más que todo el extremo externo. Primero, opta por un tono claro en todo el parpado; sigue con un lápiz iluminador o sombra iridiscente que aplicarás en forma de “v” en el lagrimal con el fin de crear más espacio entre tus ojos. Finalmente, usa un color oscuro (que puede ser negro o café) y marca una línea desde la mitad del parpado superior e inferior hacia afuera. El contraste entre el iluminador, sombra clara y oscura es lo que va a darle la “separación” a tus ojos. Riza tus pestañas, dale dos capas de rímel negro y alarga tus pestañas hacia los extremos para un efecto mayor. De noche puedes recurrir a unos ojos ahumados en tonos negros, grises, ciruela, verde y metálicos, tratando de marcar el claro scuro. Aplica el iluminador o sombra iridiscente en el lagrimal (mientras más brilloso sea, mejor será la “separación”) y continua con sombras oscuras de la mitad del ojo hacia afuera. Si además lo haces en dirección ascendente, tu mirada se verá más despierta.

Separados. Notarás que existe una gran separación entre ambos ojos, incluyendo el puente de la nariz. Aplica una sombra oscura en la parte interna del párpado y extiéndela un poco hacia el pliegue. Llévalo solo hasta la mitad del ojo. Al utilizar sombras oscuras en vez de, por ejemplo, nacaradas, lograrás que tus ojos se vean más juntos. Ahora, con una sombra clara, ilumina el lado exterior del párpado hacia la mitad y mezcla ambos tonos. Los colores más recomendados para el día son café, beige, arena, gris, ciruela y cobre, con acabado mate. Para la noche concentra los colores oscuros (púrpura, negro, café, verde, azul, etc.) en la parte interna del ojo y ve aclarando con sombras más ligeras hasta llegar al final del párpado. Toma en cuenta que puedes jugar con distintos tonos de sombras para crear un efecto ahumado, pero no lo extiendas hasta la esquina exterior. El truco para las mujeres con ojos separados está en crear una línea gruesa en todo el párpado superior y en el comienzo de las pestañas inferiores

Caídos: Podrás notar que los extremos de tus ojos están hacia abajo, haciendo que tu mirada se vea triste o dormida. Es probable que tus párpados también luzcan caídos.  Entonces debes levantar los ojos de acuerdo al juego de claro scuro. Una excelente idea es tomar una tarjeta de crédito y sostenerla diagonalmente desde la esquina externa del parpado superior hasta el final de la ceja. Escoge tres diferentes tonos de sombras dentro de una misma familia –uno iridiscente o claro en la esquina interna del ojo, con el fin de iluminar; otra mate de la mitad hacia afuera (siempre en movimientos ascendentes) y una más oscura para definir el pliegue. Es muy importante que esta última empiece desde el extremo exterior y siga bien difuminada hasta el pliegue, formando una “v”. No olvides que todo debe estar mezclado en dirección hacia arriba. Ese será el secreto para avivar tu mirada. Para la noche sigue la regla de los tres colores y las instrucciones dadas anteriormente. Para un maquillaje de fiesta, agregarle diversión a tu look con sombras metálicas, verde esmeralda, púrpura, gris y marrón, pero siempre dentro de la misma gama.

http://maquillaje.about.com/od/ojosexpresivos/tp/Maquillaje-de-Ojos-Segun-Tamano-Y-Forma.htm

Labios

Muy finos. Si tienes los labios finos el objetivo será hacerlos parecer más gruesos y carnosos. Es conveniente trazar con delineador una línea sobre el contorno de los labios. El delineado debe hacerse con un lápiz de color natural, beige, o del mismo color del lápiz de labios que has elegido. No utilices nunca uno oscuro, solo lograrás que tus labios parezcan aún más finos. Con un pincel colocar labial. Emplea barras labiales de colores claros y con brillo. Los colores opacos y oscuros afinan. Puedes colocar dos capas de pintura de labios. Después de la primera, empolva los labios con un poco de polvo incoloro y vuelves a pintar. Parecerán con más volumen, a la vez que la pintura labial durará aún más tiempo. Para finalizar, aplica un color nacarado o un gloss en el centro del labio inferior, ya que estos tonos darán un efecto de volumen.

Gruesos. Para parecer más delgados, debe delinearse el contorno superior de los labios por dentro en un color marrón claro o rosa oscuro. Después aplicar el labial con un pincel fino. Conviene evitar los productos brillantes como los gloss, ya que harán que los labios parezcan más grandes. Los colores beige y rosáceos son perfectos si tienes los labios gruesos, aunque todos los colores te quedarán bien, solo intenta huir de los colores demasiado oscuros.

Asimétricos. Se definen como labios asimétricos aquellos en los que el labio superior e inferior no tienen un ancho homogéneo. El caso más típico es el labio superior mucho más fino que el labio inferior. Se equilibra aumentando la parte más fina o disminuyendo la parte más gruesa; delineando desde el contorno hacia fuera en el primer caso, o bien del contorno hacia dentro en el segundo caso. Te recomiendo que apliques un tono luminoso en el labio más fino, y oscuro y sin brillo el más grueso.

Caídos. Casos en los que ambas comisuras van hacia abajo. Este tipo de labio envejece el rostro de la persona y da una sensación de tristeza. Delinea el labio inferior desde el centro hasta los extremos con un color natural. Al llegar a la comisura, no sigas la forma del contorno, Se eleva el trazo hasta arriba sin respetar la forma natural del labio, y luego se rellena con labial.

Con arrugas debajo. Extendiendo con los dedos, se delinea el contorno con un lápiz delineador. Se rellena luego con labial y un pincel de punta fina para que queden perfectos.

Foto: http://www.bellezapura.com/tag/ojos/

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios