¿Cómo puedes prevenir la artrosis?

¿Cómo puedes prevenir la artrosis?

Esta es una de las enfermedades reumáticas más frecuentes que existen. Se produce por el desgaste del cartílago lo que ocasiona diversos problemas en el movimiento de las articulaciones. Es mucho más común en las mujeres que en los hombres y cada vez más personas jóvenes comienzan a padecerla.

Entre las causas que desencadenan la artrosis están componentes genéticos, de edad, antecedentes de traumatismo o enfermedades articulares previas, y además el ejercicio de una profesión expuesta a un uso articular excesivo. Si bien el envejecimiento de las articulaciones es una cosa natural, tomar algunas medidas lo pueden retrasar.

El ejercicio físico puede ayudar a reducir el dolor y la rigidez articular. La práctica de actividad física de ligera a moderada es muy beneficiosa, si bien, mucha gente no la realiza por el dolor que pueda provocarles. Los ejercicios más recomendables son la natación, la bicicleta y el ejercicio en el agua.

El exceso de peso provoca una sobrecarga sobre las articulaciones particularmente en las rodillas y caderas que puede alternar la estructura de las mismas e incrementar el riesgo de artrosis. Mantener el peso correcto es una de las medidas más simples y saludables en la prevención de la salud.

Evitar los traumatismos. Determinados trabajos han evidenciado que los traumatismos repetidos a causa del deporte o de una actividad laboral determinada aumentan el riesgo de dañar el cartílago. Se aconsejan medidas higiénico- posturales para evitarlo.

Medidas Higiénico-Sanitarias. La educación postural es una medida fundamental en la prevención y rehabilitación de la artrosis, debemos evitar posturas inadecuadas, con lo que se reducirá la tensión muscular y se favorecerá la relajación. Se recomienda mantenerse erguido y no utilizar sillas bajas, pues causan una gran tensión en caderas y rodillas a la hora de sentarse y levantarse. En viajes largos, es aconsejable hacer paradas cada hora, pasear y moverse, para evitar rigidez articular.

Alimentación recomendada

    • Evitar el aporte excesivo de carbohidratos, los cuales constituyes una importante fuente energética que, si no se correlaciona con la actividad física diaria, se acumularán en el organismo como reserva energética.
    • Controlar la ingesta de fructosa y otros azúcares.
    • Asegurar el correcto aporte de vitaminas. Las verduras y hortalizas de hoja verde contienen vitamina C, la cual neutraliza la acción de los radicales libres sobre las articulaciones. Los frutos secos aportan gran cantidad de Vitamina E, sin embargo debemos controlar su consumo, pues su contenido calórico es muy elevado.
    • La vitamina D interviene en el metabolismo del calcio, aumentando su absorción intestinal, así como la de fosfato. Este fenómeno favorece el proceso de osificación. La luz solar es la principal fuente para la síntesis de esta vitamina, sin embargo, algunas fuentes alimenticias como el salmón, las sardinas, el atún o los productos enriquecidos, también proporcionan un aporte de vitamina D.
    • Lo ácidos grasos Omega 3 están relacionados con procesos antiinflamatorios, con los consiguientes beneficios para las formas clínicas de artrosis de carácter inflamatorio. Son alimentos ricos en Omega 3 los pescados azules(atún, salmón, jurel, sardina..)

      Foto: http://canalmujer.com/2012/07/las-rodillas-tambien-debemos-cuidarlas/

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios