¿Cómo vivir con artritis?

¿Cómo vivir con artritis?

Con el paso de los años, muchas personas comienzan a sentir dolor y rigidez en el cuerpo. A veces les duelen las manos, las rodillas o los hombros y les cuesta trabajo moverlos, ya que pueden llegar a inflamarse. Estas personas podrían tener artritis.

La artritis puede ser causada por la inflamación del tejido que cubre las articulaciones o coyunturas. Las articulaciones son los lugares donde se unen dos huesos, tales como el codo o la rodilla.

Si tienes alguno de estos síntomas, y especialmente si persisten durante más de dos semanas o un período más prolongado, es importante que consultes a un médico. Los síntomas son:

Dolor
-Rigidez
-Hinchazón (a veces)
-Dificultad para mover una articulación
-Otros tipos de síntomas pueden variar según los distintos tipos de artritis.

El diagnóstico y el tratamiento precoces pueden prevenir limitar el daño a las articulaciones afectadas por la artritis.

Es verdad que la artritis puede ser dolorosa. Pero hay algunas cosas que puedes hacer para sentirte mejor.

Tipos de artritis

La osteoartritis es el tipo más común de artritis. Usualmente comienza con la edad y afecta los dedos, rodillas y caderas. A veces este tipo de artritis se desarrolla en el lugar donde hubo una lesión o golpe. Por ejemplo, un joven se golpea una rodilla jugando fútbol y años después de que la rodilla aparentemente había sanado, pueden aparecer síntomas de artritis.

La artritis reumatoide ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo no funciona bien. Afecta las articulaciones y los huesos (a menudo los huesos de las manos y de los pies) y puede afectar también los órganos y sistemas internos. Podrías sentirte enferma o cansada, y hasta podrías tener fiebre.

Otro tipo común de artritis es la gota. Esta enfermedad resulta cuando cristales se acumulan en las articulaciones. Usualmente afecta el dedo gordo del pie, pero muchas otras articulaciones pueden verse afectadas.

La artritis puede ocurrir junto con muchos otros problemas de salud, tales como:

El lupus, una enfermedad donde el sistema de defensa del cuerpo puede dañar las articulaciones, el corazón, la piel, los riñones y otros órganos.
Una infección que entra en una articulación y destruye el tejido entre los huesos.

Junto con dolor en las articulaciones, podrías tener:
fiebre
-pérdida de peso
-dificultad al respirar
-sarpullido o picazón

Es imposible prevenir ciertos factores que aumentan el riesgo de desarrollar artritis:

-Material genético que se hereda de los padres.
-Un defecto en el sistema inmunológico, que normalmente protege al organismo contra la invasión de bacterias y virus.
-En algunos casos, es posible que el sistema no responda de manera adecuada a la infección y, en cambio, ataque a los tejidos propios del cuerpo.

Otros factores que aumentan el riesgo de desarrollar artritis pueden incluir:

-Un defecto en el cartílago o en la unión de las articulaciones.
-Lesión o traumatismo en una articulación.
-Una bacteria, un hongo o un virus que puede infectar las articulaciones.

Algunos factores que aumentan el riesgo de ciertos tipos de artritis se pueden modificar; éstos incluyen:

Obesidad
-Las personas con exceso de peso presentan una mayor frecuencia de osteoartritis (OA), especialmente en las rodillas.
-Los hombres con exceso de peso también están expuestos a un riesgo mayor de desarrollar gota.

Debilidad muscular
Los músculos débiles no sostienen a las articulaciones de manera adecuada.
-Si los músculos que rodean a las articulaciones son fuertes – especialmente los de las rodillas – el riesgo de desgaste de la articulación es menor y se puede prevenir la lesión.

Movimientos repetitivos
Algunos movimientos que se realizan repetidamente durante un período de tiempo prolongado pueden dañar u ocasionar lesión en la articulación.

¿Qué hago?

Un médico te podrá decir si tienes artritis o algún problema de salud relacionado y lo que debes hacer. Conversará contigo acerca del mejor tratamiento. Lo más probable es que te indique medicamentos que te ayudarán con el dolor, rigidez e inflamación.

Es importante seguir las instrucciones de tu médico para prevenir posibles problemas estomacales.

Las cremas, que también serán indicadas por tu médico, pueden ayudar a que la piel y las articulaciones se sientan mejor. Sin embargo, a veces éstas causan que la piel se queme o pueden causar sarpullido. Si esto ocurre, llama al médico.

¿Y si sigo sintiendo dolor?

Puedes darte una ducha de agua tibia, hacer algunos ejercicios ligeros de estiramiento, ponerte hielo sobre la parte adolorida, descansar la articulación adolorida.

Si aún sientes dolor después de usar los medicamentos correctamente y llevar a cabo una o más de estas sugerencias, llama a tu médico. Otro tipo de medicamento podría ser mejor para ti. Algunas personas también pueden beneficiarse de una cirugía, tal como el reemplazo articular.

Otras recomendaciones

  • Controla tu peso. El exceso de peso podría causar dolor en tus rodillas y caderas.
  • Haz ejercicio. Salir a caminar todos los días por ejemplo, consulta con tu médico antes de iniciar una actividad.

    Foto: http://bellezaslatinas.com/salud/enfermedades-musculoesqueleticas-comunes-en-mujer

 

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios