Cuidados que debes tener para mantener la salud de tu vagina

Cuidados que debes tener para mantener la salud de tu vagina

La vagina necesita de especial atención, no solo para poder disfrutar sexualmente, sino también para prevenir infecciones, malos olores y enfermedades. Los Ginecólogos recomiendan una serie de consejos.

Lava tu vagina solo con agua

Es difícil asimilar esto, pero los médicos recomiendan utilizar solo agua tibia o jabones especiales para la zona íntima y secar bien con una toalla limpia o secador en frío. Por más que quieras que huela rico tu vagina, no es buena idea lavarla con jabones con fragancia.

Evita las duchas vaginales

La vagina se limpia de forma natural cuando te duchas y el agua cae en forma natural, si tú recurres a una ducha vaginal corres el riesgo de que los productos alteren el equilibrio natural de ésta. No lo hagas a menos que te lo recomiende tu médico.

Evita los jacuzzi y bañeras con espuma

Darte un baño con tu pareja puede sonar muy tentador, sin embargo, puede significar un riesgo para tu vagina, ya que pasar mucho tiempo en agua caliente puede quitar las bacterias protectoras que ese órgano necesita para prevenir infecciones.

Uso de preservativos

Los preservativos no solo te ayudan a prevenir embarazos no deseados o que te contagies de enfermedades de transmisión sexual, sino también ayudan a que la vagina mantenga sus niveles de pH.

Después de la intimidad

Al mantener relaciones sexuales, es posible que algunas bacterias se introduzcan en tu cuerpo y lleguen a la uretra, que está conectada con la vagina, y provoquen infecciones. Para evitar que esto suceda y lograr que las bacterias salgan justo por donde entraron, haz pipí luego del encuentro.

Usa ropa interior de algodón

No cualquier tipo de material debe estar en contacto con tu vagina, los especialistas recomiendan que compres ropa interior 100% de algodón. Evita las prendas de nylon u otras fibras sintéticas, sobre todo en verano, cuando las glándulas sudoríparas están en pleno funcionamiento.

Cuidado con el lavado de tus prendas

Recuerda que tienes que utilizar un jabón suave para lavar tu ropa interior, nada de detergentes ni suavizantes.

Cambia seguido tampones y toallas sanitarias

Tampones y toallas debes cambiarlos varias veces al día. Cuando estés en tu período, no te dejes la misma toallita todo el día, asegúrate de cambiarla cada 4 horas y los tampones cada 8 horas, si tienes un flujo regular. Solo así preservarás tu vagina limpia y saludable.

Usa papel higiénico suave

En las tiendas existen diversas variedades de papel higiénico, y quizá haya ocasiones en que elijas la barata para ahorrar dinero, sin embargo esto puede resultar contraproducente, ya que su calidad es mala y dañina para tu vulva. Es mejor que inviertas en el papel más suave.

Evita las pantimedias de nylon

Debido a que las pantimedias de nylon atrapan el calor y la humedad, proporcionan un entorno de cultivo ideal para las bacterias. Si es muy necesario que las utilices, intenta que no sea con regularidad y utiliza una prenda interior de algodón.

No ocupes productos irritantes

Los aerosoles femeninos, desodorantes, aceites de baño, talcos o burbujas para la tina, son productos que tienen ingredientes que pueden irritar tu vagina, así que no los utilices.

Alimentos beneficiosos

Varios estudios han comprobado que el consumo de alimentos como el ananá y los arándanos mejoran el aroma de las secreciones vaginales. A su vez, otras investigaciones han sugerido que la ingesta de ajo efectiviza los mecanismos naturales que la vagina desempeña para mantenerse sana.

 

Ante cualquier malestar acude inmediatamente con tu médico.

Pon fecha para hacerte un papanicolau, y para que tu doctor haga los controles necesarios para prevenir enfermedades, en especial para detectar si tienes enfermedades de transmisión sexual o VPH.

Foto: http://wradio.com.ec/wradio/site/5-cosas-que-no-deben-estar-en-contacto-con-tu-zona-intima/

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios