El café: beneficios y efectos perjudiciales

El café: beneficios y efectos perjudiciales

El café puede ser muy beneficioso para la salud, pero muy tóxico en grandes cantidades, por lo que no es recomendable ingerir más de cinco ó seis tazas diarias. Nos estamos refiriendo al café en grano no al café molido, no al café instantáneo o el café soluble cuyas propiedades y beneficios seguramente distan mucho del café original, y tengan más efectos perjudiciales que beneficiosos.

Beneficios del café

Según varios estudios aquellas personas que consumen unas dos tazas de café al día presentaban una reducción del riesgo de padecer Alzheimer, así como una reducción del riesgo de padecer Parkinson.

Según un estudio de Harvard y British Columbia, reduce el riesgo de padecer Gota, enfermedad caracterizada por la acumulación de cristales de ácido úrico en el cuerpo, sobre todo articulaciones.

Existe también una relación directa entre el riesgo de padecer Diabetes tipo II y la ingesta de café, pudiendo reducirse hasta un 50% o más el riesgo de padecer ésta. Esto se demostró en un estudio realizado en Helsinki, Finlandia.

El café reduce también la aparición de cálculos biliares y en general es buen combatiente de todas las afecciones de la vesícula biliar, sobre todo en los hombres.

Además el café actúa como analgésico actuando sobre todo en personas con migrañas y asma.

Es muy beneficioso para la mayor parte de las afecciones cardiovasculares aunque no se sabe si porque reduce el exceso de grasa circulante en sangre, por su acción estimulante o por sus efectos antioxidantes.

Es un buen laxante, ayudando a evacuar en casos de estreñimiento.

Potencia la memoria a corto plazo y el coeficiente intelectual ya que es un estimulante del sistema nervioso.

Efectos perjudiciales del café

Los efectos perjudiciales más visibles se deben sobre todo a la acción de la cafeína y, posiblemente, a un abuso de ésta.

El café puede provocar insomnio, haciendo muy difícil la posibilidad de conciliar el sueño.

El café puede provocar también irritabilidad, mal humor, jaquecas y ataques de ansiedad debido a sus propiedades estimulantes del sistema nervioso.

Es muy negativo también para personas que padecen de hipertensión, ya que tiene un gran potencial para elevar la presión sanguínea de forma muy rápida y durante un largo periodo de tiempo.

Puede provocar molestias gastrointestinales como diarrea, vómitos ó nauseas en personas que posean intolerancia al café.

El café incrementa también los niveles de colesterol, ya que libera grasa del cuerpo al torrente sanguíneo.

Tampoco es recomendable ingerir grandes cantidades de café durante el embarazo.

El café genera dependencia consumido regularmente y en determinadas cantidades a lo largo de un determinado período de tiempo.

 Foto http://be-coffee.blogspot.com/2012/03/coffee-drinking-linked-to-less.html

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios