¿Estás preocupada por  la aparición de arrugas?,  ácido hialurónico versus Botox

¿Estás preocupada por la aparición de arrugas?, ácido hialurónico versus Botox

Pasados los 30 años ya comenzamos a preocuparnos por las arruguitas, se notan más las patas de gallo y a las fumadoras les aparecen arrugas alrededor de los labios. Si decides hacerte algún arreglito, aquí te explico las diferencias entre ácido hialurónico y Botox, para que no los confundas.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra en forma natural y permanente en nuestra piel. Está encargado de mantener hidratado y estirado principalmente el rostro.

Desde los 25 años comienza a disminuir su concentración en nuestra piel y aparecen las temidas arrugas.

Para aminorar el efecto de envejecimiento natural en la piel se pueden utilizar cremas que contengan ácido hialurónico, lo ideal es hacerlo a partir de esta edad. Además como tratamiento en edades más avanzadas, el relleno de ácido hialurónico es un gel que se aplica mediante micro-inyecciones directamente en la piel y, además de reponer el ácido hialurónico perdido, permite remodelar formas y contornos del rostro y labios, y otorgar volumen en las áreas modificadas por el proceso de envejecimiento; también permite rellenar surcos y arrugas estáticas, es decir, las arrugas más profundas y visibles con el rostro en reposo.

El efecto dura aproximadamente de 6 a 8 meses, ya que se reabsorbe en forma natural.

El relleno de ácido hialurónico se utiliza para “rellenar” o atenuar las arrugas estáticas, es decir, las arrugas que se ven aún cuando el rostro está en reposo, sin gesticular. También se utiliza para devolver volumen a las zonas en las que el mismo se perdió debido al proceso de envejecimiento, como mejillas, mentón y mandíbula. Además para cicatrices, secuelas del acné, levantar la punta nasal,  para reducir las ojeras y aumentar el volumen de los labios, y en algunos casos corregir alguna asimetría.

Se debe realizar en el lugar adecuado y por un profesional, dermatólogo o cirujano plástico.

Botox

El Botox es la marca comercial de la toxina botulínica, una toxina que tiene como efecto la paralización de los músculos en forma temporal, se utiliza con fines estéticos para evitar o disminuir la formación de arrugas, ya que al paralizar la musculatura facial evitamos realizar movimientos que producen arrugas como las de alrededor de los ojos o las de las entrecejas.

Se aplica comúnmente en el área superior del rostro, la frente, el entrecejo y las patas de gallo, pero también puede usarse para las arrugas de la nariz (aquellas que se forman a los costados de la nariz cuando uno ríe), algunas zonas del cuello, las comisuras de los labios y para delinear el contorno de la cara y recolocar las cejas.

La aplicación de Botox es un proceso mínimamente invasivo, rápido e indoloro que no requiere test de alergia, lleva pocos minutos y los pacientes pueden continuar con su ritmo de vida habitual sin inconveniente. Se aplica mediante micro-inyecciones directamente en el músculo responsable de la formación de la arruga y, al relajarlo temporalmente, previene la formación de nuevas líneas de expresión, ya que su efecto impide la profundización de las arrugas existentes y la formación de nuevas actuando de manera preventiva.

La duración del efecto es de meses y se va perdiendo el efecto en forma paulatina. No se debería aplicar en mujeres embarazadas, lactancia y enfermedades autoinmunes.

La aplicación del Botox se debe realizar en un lugar adecuado y por un profesional, dermatólogo o cirujano plástico.

Diferencias entre Botox y ácido hialurónico

  • El Botox paraliza la musculatura, evitando producir arrugas por movimiento, en cambio el ácido hialurónico rellena las arrugas o surcos.
  • Las zonas más frecuentes en que se coloca el Botox son el tercio superior de la cara. El ácido hialurónico se usa principalmente en mejillas, surco nasogeniano y labios.

Similitudes entre Botox y ácido hialurónico

  • En ambos casos se debe aplicar por una persona especialista y debemos exigir al profesional que nos muestre el producto antes de ser aplicado
  • La duración es de meses y se reabsorbe en forma paulatina.
  • Se puede aplicar en hombres y mujeres.
  • Los dos tienen un efecto rejuvenecedor, y se pueden aplicar en forma simultánea para optimizar el resultado.
  • Son procedimientos ambulatorios de corta duración no complicados, en general no duelen, en algunos casos se coloca anestesia tópica o inyectable según la zona a tratar, y hay algunos ácidos hialuronicos que vienen con anestesia.

Foto: http://www.tratamientosbelleza.com.ar/antiaging/rellenos-faciales-para-las-arrugas-de-la-cara/

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios