La felicidad depende de ti

La felicidad depende de ti

De acuerdo con la doctora Sonja Lyubomirsky, experta en Psicología Social, la felicidad es un bienestar subjetivo. Es decir, que lo que puede dar felicidad depende más de la persona que del hecho en sí.

¿Por qué existen personas que en apariencia tienen todo en la vida: una gran familia, amor, salud y una buena situación financiera, pero, aun así, no son felices?. La respuesta es porque solo diez por ciento de nuestra felicidad depende de todas estas circunstancias.

Las personas nos acostumbramos muy rápido a las cosas buenas, las personas dejan de apreciar que tienen un buen matrimonio, o una buena salud.

En la teoría científica se afirma que la genética lleva una gran parte de la responsabilidad de nuestra felicidad; hasta 50 por ciento. Se considera que las personas conciben los logros a su alrededor de una forma diferente dependiendo de sus genes.

Si mi predisposición genética me hace engordar, entonces realizo un plan de ejercicio y dieta que me mantenga saludable. De la misma manera, tengo que aprender a estar en forma para la felicidad. Es fácil. De acuerdo con esta psicóloga, debemos controlar nuestros pensamientos y sentimientos, transformarlos en sentimientos positivos. Esto significa que debemos trabajar en “actividades intencionales”. Pero, ¿qué tipo de actividades debo realizar para ser feliz?

-Ser agradecido, practicar actos de bondad, cultivar el optimismo, aprender a perdonar y practicar la religión y la espiritualidad.

-Cultivar relaciones sociales, evitar el pensar demasiado y la comparación social.

-Desarrollar estrategias para enfrentar todas las situaciones y saborear las alegrías de la vida.

-Incrementar experiencias que nos hacen fluir, cumplir nuestros objetivos y cuidar el cuerpo (actividad física y una actitud positiva).

De todas estas actividades debemos elegir las que nos satisfagan más y ajustarlas a nuestra vida.

Un consejo que da la doctora es tratar de imaginar cómo sería tu vida si no hubieras conocido a tu esposo, si no hubieras conseguido el trabajo que tienes… Este ejercicio, realizado de vez en cuando, nos puede ayudar a apreciar cada una de las cosas buenas que tenemos.

De una manera simple podemos decir que el estar en forma para la felicidad depende mucho más de lo que ocurre en nuestro interior. Aristóteles: “La felicidad depende de nosotros mismos”.

Foto: http://notiultimas.com/digital/index.php?option=com_content&view=article&id=12081:cinco-formas-de-sentirte-satisfecha-con-tu-vida&catid=64:actualidades-&Itemid=83

 

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios