¿Por qué es importante ir al ginecólogo? Conoce cuáles son los exámenes de rigor

¿Por qué es importante ir al ginecólogo? Conoce cuáles son los exámenes de rigor

Las revisiones ginecológicas son de vital importancia. El Dr. José Luis Troncoso, Gineco Obstetra de Clínica Las Condes nos cuenta por qué es importante ir al ginecólogo y cuáles son los exámenes de rigor que debemos hacernos.

“Los motivos por los cuales solemos visitar por primera vez al ginecólogo son: cuando se presentan los primeros signos de maduración de nuestros órganos sexuales,  es decir la llegada de la primera regla (menarquia); cuando iniciamos nuestras primeras relaciones sexuales o deseamos anticoncepción ; cuando detectamos alguna anomalía en nuestros órganos genitales o alteraciones del flujo vaginal”, señala el Dr. Troncoso.

La primera vez que se realiza una consulta con el ginecólogo, lo que generalmente hace es una historia clínica con todos los antecedentes de la paciente, preguntará por la periodicidad de tu regla (ciclo menstrual), la fecha de la última regla, si utilizas algún método anticonceptivo,… entre otras cosas. Posteriormente un examen físico, que incluye una palpación de los pechos, si tienes relaciones sexuales te hará una observación del cuello uterino, una inspección de los genitales externos y de la vagina, también comprobará tu cuello uterino, tomando una muestra para determinar en qué estado se encuentra, a esto se le llama citología.

“No hay un tiempo fijo estimado para la frecuencia con la que las mujeresdebenir al ginecólogo, depende de cada mujer, del estilo de vida, de los antecedentes médicos, etc. Sin embargo, lo más aconsejable es someterse a revisiones una vez al año”, manifiesta el profesional.

No obstante, afirma el Dr. Troncoso, “no debes esperar a tu revisión anual si notas cualquier anomalía o señal que te alarme: acude cuanto antes. Acudir al ginecólogo es vital para detectar enfermedades como el cáncer de cuello de útero o el cáncer de mama, para resolver dudas sobre sexualidad y anticoncepción. Además, tengas o no relaciones sexuales, cualquier alteración o irregularidad de tú ciclo menstrual deberá ser consultado con tu ginecólogo”.

Controles ginecológicos de rigor

Examen ginecológico: Se recomienda una vez al año. Consiste en la revisión general del médico especialista. Permite detectar posibles tumores tanto en el útero como en los ovarios y alteraciones vaginales.

Citología del cuello uterino, conocido como papanicolau o pap: El Ministerio de Salud de Chile recomienda hacerlo a partir de los 25 años. Este examen consiste en el análisis de una muestra de células que se desprenden del cuello del útero. Es un examen indoloro para prevenir el cáncer de cuello uterino, porque antes de aparecer, hay lesiones premalignas, es decir alteraciones que si no se tratan, con el curso de los años van a dar como evolución un cáncer.

En Chile mueren al día dos mujeres de cáncer cervicouterino, de allí la importancia de mantener al día sus controles.

Mamografía: Se recomienda comenzar a realizarla a partir de los 40 años, no habiendo antecedentes familiares, factores de riesgo o síntomas sospechosos. Consiste en una radiografía de las mamas y debe realizarse con una frecuencia de, a lo menos, una vez cada dos años.

Control médico regular para prevenir otras enfermedades: Como patologías cardiovasculares (hipertensión),  alteraciones de los lípidos (colesterol), alteraciones de la función de la tiroides y obesidad.

Pruebas de laboratorio para detectar infecciones de transmisión sexual: Hoy, tanto hombres como mujeres, inician su vida sexual precozmente, aumentando así la posibilidad de adquirir infecciones sexuales. Los exámenes más importantes y que no deben faltar: VIH, Hepatitis B, Clamidia, Gonorrea y Sífilis.

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios