Remedios caseros para la gripe

Remedios caseros para la gripe

Con los cambios de temperatura, estamos más propensos a resfriarnos. Si sientes que te vas a enfermar o estás con los primeros síntomas, sigue los siguientes consejos:

Infusión de jengibre: pica una cucharada de jengibre fresco y agrégalo a una taza de agua hirviendo. Si deseas añade miel y un poco de limón. El jengibre te ayudará a sentirte mejor por sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacteriales.

Vapor de eucalipto: abre las vías respiratorias y alivia la irritación de la garganta, ya que tiene propiedades expectorantes. En una olla con unas cinco tazas de agua bien caliente (que le salga vapor) coloca unas dos o tres gotas de aceite de eucalipto u hojas de eucalipto. Tapándose con una toalla para que no se vaya el vapor, acerca la cara a la olla y respira hondo sobre el vapor cuidando de no quemarse.

Infusiones calientes y bebidas frías: aunque las infusiones calientes son de lo mejor, compleméntalas con otros líquidos como agua, jugos de frutas o verduras. La vitamina C fortalece el sistema inmunológico, ayuda al cuerpo a combatir la gripe y a evitar complicaciones, como la pulmonía. La mejor manera de obtener esta vitamina es a través de las frutas cítricas.

Infusión de laurel: además de las hojitas, agrega una cucharada de canela y una de salvia en una taza de agua hirviendo.

Miel con leche caliente: si tu resfriado solo consiste en malestar general, estornudos y un poco de dolor de cabeza, la miel con leche caliente es también un gran remedio casero para aliviarte. Esta opción solo es recomendable cuando no hay mucosidad o flema, pues la leche suele aumentar su producción, por eso solo recurre a esta receta si estás libre de la flema.

Infusión de ajo: el ajo es rico en alicina, una sustancia con propiedades antisépticas que ayuda al cuerpo a combatir la gripe y otras infecciones. A la infusión de ajo picado, agrégale miel y limón.

Té verde: éste contiene catequinas, sustancias con propiedades antivirales que ayudan a combatir e incluso a prevenir la gripe. La mejor manera de aprovechar sus beneficios es hacer gárgaras.

Infusión de manzanilla: Este té puede adelgazar las mucosidades. Bebe varias tazas y también respira el vapor.

Agua salina: mezcla un cuarto de cucharadita de sal marina sin yodo y un cuarto de cucharadita de bicarbonato en una taza de agua tibia. Vierte un par de gotas en cada fosa nasal, luego inclínate hacia adelante para que escurra un poco y suena tu nariz suavemente.

Sopa de pollo: una sopa de pollo te hace sentir mejor porque reduce la congestión y lubrica la garganta, aliviando la irritación. Además, contiene compuestos químicos semejantes a los antigripales, que ayudan a sanar más rápido.

Infusión de limón: al agua caliente agrégale jugo de limón y cáscaras de éste, combatirás los síntomas del resfriado, pues el limón no solo aporta vitamina C, sino que tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antiinflamatorias. Si deseas agrégale miel.

Recuerda que un buen descanso ayuda a que tu sistema inmune actúe mejor, acelerando el proceso de recuperación.

Foto: http://peru21.pe/vida21/apuntes-sobre-gripe-resfrio-y-alergia-2141277

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios