Tips que deberías tomar en cuenta para obtener un tostado fascinante sin dañar tu piel

Tips que deberías tomar en cuenta para obtener un tostado fascinante sin dañar tu piel

No sé ustedes, pero yo soy loca por el sol. Soy blanca y me maquillo la cara los meses invernales para no verme tan pálida. Me gusta mucho el verano porque disfruto de la playa y piscina.

Eso si debemos tener precaución porque el sol está muy dañino. Tenemos 3 opciones, ir al solarium (muy mala opción), tomar sol al aire libre siempre cuidándose de los rayos UV prefiriendo un factor mínimo de 20 hasta lograr el tono que queremos (muy buena alternativa) o recurrir a los famosos “self tanner” o más conocidos como autobronceantes (podría ser pero es más caro).

Hablemos de la segunda opción ya que es rico disfrutar de la piscina, playa, lago, terraza y escuchar música, leer un libro, revistas, etc. Es mi terapia de relajación ideal (no teniendo que pagar por un spa).

Lo que te aconsejo es: -Consume alimentos ricos en betacaroteno para que se active la melanina de tu cuerpo, hormona que nos otorga el color bronceado. Zanahorias, mangos y verduras de hoja verde son ideales para esto.

-Cuida que tu piel esté limpia, hidratada y sin restos de maquillaje.

-Aplica protector solar 30 minutos antes de que te expongas al sol, y luego que éste ya penetró la piel aplicar un bronceador (siempre con factor) para quedar un con un tono lindo en la piel, ya que si tomamos sol sin bronceador la piel toma un color rojo u oscuro no tan fascinante.

-Tienes que ser generosa con el bloqueador en las partes más sensibles de tu cuerpo: cara, párpados, cuello, escote, orejas, hombros, empeine e incluso la planta del pie.

-Si te metes al mar, lago, río o piscina no puedes olvidar aplicarlos nuevamente.

Protégete los labios y cicatrices con bloqueadores especiales y los ojos con anteojos de sol.

-Pero ahora viene el consejo más importante. Los primeros 3 ó 4 días, toma sol por 15 minutos y no más. Con el paso de los días amplía lentamente el tiempo de exposición a medida que vayas obteniendo el color dorado, pero sin sobrepasar las 2 horas. Lo ideal es no tomar sol en exceso porque te arrugarás, te saldrán manchas y nos puede dar cáncer. Sobretodo cuida la cara, por lo que  la mejor opción a mi gusto es seguir todos los pasos anteriores en el cuerpo y no aplicar bronceador en la cara, solo bloqueador.

-No tomes sol entre las 11:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde, porque los rayos solares son muy fuertes y aunque estés protegida, te dañarán la piel de igual manera y pueden perjudicar tu bronceado.

-Bebe agua constantemente para mantenerte hidratada y tu piel siga generando melanina, la hormona que te da el color.

-Utiliza un sombrero con un ala de no menos de 7 cms para protegerte de los rayos directos.

-No estés mucho tiempo quieta bajo el sol, ya que si te mueves obtendrás un bronceado más parejo.

-Los días nublados tienen casi las mismas radiaciones solares que uno despejado, así es que no dejes de usar bloqueador.

-Luego de una ducha, te recomiendo una crema after sun que relaje e hidrate tu piel. De esta forma, tu bronceado durará más todavía.

-Finalmente, para tener un lindo tono también en la cara, aplica un autobronceante.

Foto: http://merysun.es/alimentos-para-acelerar-el-bronceado-y-lucir-un-moreno-intenso-este-verano/

 

Post Siguiente:
Post Anterior:

Comentarios